Monitorización y retroalimentación por electromiograma (EMG)
 

Gran parte de la tensión que provoca el estrés, la ansiedad y los problemas del día a día se reflejan en la actividad muscular esquelética. A través de la monitorización con EMG el paciente puede aprender a relajar grupos musculares concretos, constituyendo por sí un recurso de primer orden en el control de los problemas de ansiedad y estrés..

El principio en que se basa el EMG para detectar los diferentes niveles de tensión muscular es en la detección de diferencias en los potenciáles de acción en las neuronas motoras. En consulta disponemos de EMG simple y dual, por lo que es posible también trabajar en antagonismo muscular a efectos de rehabilitación neuropsicológica de funciones motoras.

 

 

estimulación fótica - GSR y temp. periférica - neurofeedback - otros parámetros - realidad virtual


.



Versión imprimible