cómo se interviene en los problemas del estado de ánimo

La principal afectación sobre el estado del ánimo es el estado depresivo. En primer lugar, es necesario aclarar que este tipo de afectación no tiene por qué tener necesariamente una causa biológica. Es más, no existe, en el momento actual, evidencia sobre ello.

Así pues, la intervención tiene como premisa mayor el hecho de que los estados depresivos no se tienen, sino que en ellos se está. Es posible que esta idea pueda parecer poco relevante, pero es fundamental para afrontar los diferentes cambios que se desean promover y que van dirigidos a que la persona recupere la actividad en los diferentes ámbitos de su vida.

 

Otro concepto importante, común a casi todas las intervenciones psicológicas, es que no se pretende la "cura" de una enfermedad, sino el cambio. Los trastornos psicológicos son de carácter complejo. En ellos intervienen numerosas variables, muchas veces inmanejables o difíciles de manejar. Lo que busca la terapia es que la persona sea capaz de afrontar los diferentes eventos que, en el caso concreto de los problemas depresivos, hacen que la incapaciten para poder llevar una vida normal. De este modo no se trata de eliminar sentimientos, sino de cambiar conductas.
 

 

PROCESO DE INTERVENCIÓN:

1. EVALUACIÓN

No es posible intervenir sin evaluar. La evaluación se compone de tests psicométricos, entrevista personal, observación de conductas e historia de vida.

2. INTERVENCIÓN

Una vez delimitadas las áreas afectadas, en los problemas depresivos resulta de vital importancia abordar tanto los aspectos emocionales como las conductas que bien por defecto o por exceso, se encuentran afectadas y es necesario modificar. Desde este punto de vista, el abordaje cognitivo-conductual es el más adecuado, aunque por supuesto también sería posible incluir intervención relativa a terapias con un gran componente cognitivo y que en investigaciones muestran muy buenos resultados, como es la Terapia de Aceptación y Compromiso. Los estados depresivos, por su naturaleza, son estados en los que la persona se encuentra inmersa, por lo que aceptar las cosas como vienen podría ser un buen comienzo para progresar en diferentes ámbitos.

Una vez delimitado el trastorno y sus áreas afectadas, se propondrán diferentes objetivos a cumplir. Las tareas, trabajos e indicaciones que se dan en consulta son de una importancia vital, por lo que su realización es parte del programa de intervención.

3. RETEST Y CONTROL

A medida que avanza la terapia y se van consiguiendo los diferentes objetivos, se procederá a efectuar medidas de control para operativizar y hacer visibles, de un modo empírico, los cambios.

3. FINALIZACIÓN DEL PROGRAMA

Una vez que la persona haya conseguido sus objetivos, se dará por finalizado el programa. A partir de este momento, se harán citas periódicas que se alargarán en el tiempo. Dichas citas de control serán mensuales, trimestrales y anuales, no siendo necesario acudir a consulta.

 

solicitar cita en Oviedo

solicitar cita en Gijón

 

 




Versión imprimible