cómo se interviene en los problemas de familia

 

Son numerosos los problemas que pueden afectar a la dinámica familiar. Desde desavencias en la pareja hasta conflictos con los hijos, pasando por interferencias de la familia extensa. En terapia de familia, ésta debe ser considerada como un organismo único, integrado por diferentes miembros, pero que actúa como un único sistema.

 

Las relaciones familiares, pues, se enmarcan en una dinámica en la que los individuos cuentan, pero lo importante tanto para el profesional como para los miembros que acuden a consulta es la familia como un órgano independiente de la individualidad de cada uno de ellos. De éste modo, y en sentido metafórico, podríamos hablar de diferentes patologías que pueden afectar a la dinámica familiar. Evidentemente, cada miembro es considerado por separado, individualizado, pero a efectos de evaluación e intervención el objeto de interés es el conjunto.
 

 

PROCESO DE INTERVENCIÓN:

1. EVALUACIÓN

En primer lugar, se hará una evaluación individual de cada uno de los miembros. Esta evaluación tendrá por objetivo no la evaluación del individuo, sino su puesta en relación con el resto de miembros del núcleo familiar. Es posible que incluso la dinámica familiar se vea afectada por una patología en uno de sus miembros. Aún en ese caso, la intervención no será sobre la patología concreta del individuo, sino sobre su afectación al sistema familiar. Así mismo, se podrá incorporar a dicha evaluación el resto de la familia extensa, e incluso elementos ajenos al núcleo familiar, tales como el barrio, la comunidad, etc.

2. INTERVENCIÓN

La intervención está dirigida a restablecer la dinámica no "patológica" de la familia. Ya se ha comentado que no es intervención psicológica individualizada, ni terapia de pareja, ni otra terapia que deja fuera de actuación al mismo sistema familiar. Así pues, la dinámica restituida o "reparada" es objeto de atención por parte del profesional, que en este caso, suele actuar como un mero mediador, moderador o incluso observador. Como medios auxiliares se suelen usar grabaciones, especialmente en vídeo, pues son muy útilies tanto para investigar la dinámica en la comunicación, como en las relaciones, e incluso suele tener un efecto terapéutico importante

3. RETEST Y CONTROL

A medida que avanza la terapia y se van consiguiendo los diferentes objetivos, se procederá a efectuar medidas de control para operativizar y hacer visibles, de un modo empírico, los cambios.

3. FINALIZACIÓN DEL PROGRAMA

Una vez que la familia haya conseguido sus objetivos, se dará por finalizado el programa. A partir de este momento, se harán citas periódicas que se alargarán en el tiempo. Dichas citas de control serán mensuales, trimestrales y anuales, no siendo necesario acudir a consulta.

 

solicitar cita en Oviedo

solicitar cita en Gijón

 

 




Versión imprimible