cómo se interviene en los problemas de la infancia y adolescencia

 

El abordaje de los problemas infantiles y de la adolescencia conlleva determinadas peculiaridades. En primer lugar, y en relación tanto con la evaluació como con la intervención o tratamiento, se debe considerar el estado evolutivo del paciente. No es lo mismo un niño de 4 años que otro de 7 años, o un adolescente. En cada etapa de la vida se pueden dar problemas específicos, que si no son corregidos, podrían afectar a las siguientes.

 

Por otro lado, es posible que determinados problemas que se presentan en una determinada etapa se corrijan a medida que avanza el desarrollo. Por ello, el determinar la causística es tan importante como hacer un pronóstico sobre la evolución del problema que trae al paciente a consulta.
 

 

PROCESO DE INTERVENCIÓN:

1. EVALUACIÓN

Dependiendo del problema particular, habrá que aplicar pruebas que evalúen el desarrollo del menor, pruebas específicas y adaptadas que evalúen trastornos, relaciones sociales o problemas emocionales que no el menor no puede o no quiere manifestar.

2. INTERVENCIÓN

La intervención debe estar destinada a compensar, fomentar o desarrollar habilidades que falten en el menor. Si se tratan problemas emocionales, se debe proporcionar apoyo tanto al menor como a sus padres. El conocimiento de las circunstancias que rodean una determinada problemática es vital en el caso de los menores, máximo cuando por motivos de edad no pueden mostrar de un modo totalmente visible o concreto sus problemas, necesidades y sentimientos. Programas de economía de fichas, control estimular, desensibilización sistemática y fomento de habilidades sociales suelen ser habituales, especialmente, estos últimos, en relación a los problemas emocionales de los adolescentes. Así mismo, los programas preventivos son de gran utilidad. En la práctica clínica diaria mi intervención preventiva con adolescentes se basa en los programas PEHIA, FORTIUS Y SALUDA, y en relación con niños afectados de alienación parental, el programa PIVIP, programa de intervención para víctimas de interferencias parentales. Otros tipos de intervenció pueden estar englobadas en programas más genéricos, como el entrenamiento en asertividad o las habilidades de comunicación

3. RETEST Y CONTROL

A medida que avanza la terapia y se van consiguiendo los diferentes objetivos, se procederá a efectuar medidas de control para operativizar y hacer visibles, de un modo empírico, los cambios.

3. FINALIZACIÓN DEL PROGRAMA

Una vez que la persona haya conseguido sus objetivos, se dará por finalizado el programa. A partir de este momento, se harán citas periódicas que se alargarán en el tiempo. Dichas citas de control serán mensuales, trimestrales y anuales, no siendo necesario acudir a consulta.

 

solicitar cita en Oviedo

solicitar cita en Gijón

 

 




Versión imprimible