cómo se interviene en el juego patológico

 

El juego es una actividad tan antigua como el hombre. En principio, no representa ningún problema si no se hace de forma abusiva o si no afecta a nuestro bienestar y el de los demás.

 

Por desgracia, los problemas que originan el juego suelen ser muy graves. Gran número de personas se ven afectadas por este tipo de actividad. No está considerado como un trastorno adictivo, sino como un trastorno del control de los impulsos. Gran parte de la intervención en juego patológico está dedicada precisamente a incidir sobre este aspecto.
 

 

PROCESO DE INTERVENCIÓN:

1. EVALUACIÓN

La evaluación tiene por objeto valorar cómo afecta la pauta de juego a la vida social del paciente. Es habitual que el juego desencadene graves consecuencias económicas e incluso legales, por lo que junto a la evaluación individual es necesario incidir en la evaluación socio-económica y familiar. Como ocurre en las adicciones, no es infrecuente encontrar a personas jugadoras que padecen algún tipo de trastorno, muchas veces relacionado con el estado de ánimmo. Por esta razón, junto con las áreas mencionadas y que serán objeto de evaluación, se realizará una prueba de cribado de psicopatología

2. INTERVENCIÓN

La figura principal para la intervención es el/la coterapeuta. La evaluación psicopatológica nos dará las claves para abordar los problemas que a nivel personal presente el paciente, pero al final el objetivo es conseguir que éste desarrolle una vida alejada de la tentación del juego. Para ello, la figura del familiar controlador resulta fundamental, como se ha dicho, puesto que el control estimular (control de estímulos que inducen al juego, tales como dinero, tarjetas, visitas a bares, determinadas personas, etc) es el elemento fundamental del tratamiento, junto con, precisamente, la exposición al origen del problema.

Todo este proceso se hará en compañía y bajo la supervisión del co-terapeuta. Por otro lado, es imprescindible cumplimentar los registros de actividad, síntomas, etc, puesto que nos darán información sobre las variables que afectan a la conducta de juego. Técnicas coadyuvantes como la relajación ayudarán al paciente a afrontar las situaciones que conllevan una alta labilidad emocional y activación del sistema nervioso.

3. RETEST Y CONTROL

A medida que avanza la terapia y se van consiguiendo los diferentes objetivos, se procederá a efectuar medidas de control para operativizar y hacer visibles, de un modo empírico, los cambios.

3. FINALIZACIÓN DEL PROGRAMA

Una vez que la persona haya conseguido sus objetivos, se dará por finalizado el programa. A partir de este momento, se harán citas periódicas que se alargarán en el tiempo. Dichas citas de control serán mensuales, trimestrales y anuales, no siendo necesario acudir a consulta.

 

solicitar cita en Oviedo

solicitar cita en Gijón

 

 




Versión imprimible